En cualquier momento, en cualquier lugar: Mobile Marketing es parte de nuestras vidas

El disparador de esta nota es una de las tantas series de Netflix: Black Mirror[1], tal vez no sea la más conocida pero, para los que estamos en el mundo digital es atrapante, entretenida y, además nos deja en cada capítulo interesantes reflexiones sobre la forma en la que los avances de la tecnología afectan nuestras vidas: tanto positiva como negativamente, dependiendo el caso. Cabe agregar que cada capítulo es independiente y totalmente diferente al resto, tanto desde el entorno como la realidad que se vive, pero todos se vinculan de una u otra manera a cómo vivimos en la actualidad.

Black Mirror, temporada 3, episodio 1:

Nos muestra cómo el personaje protagonista, Lacie, se la pasa permanentemente consultando su Smartphone (como si el resto del mundo no existiera) en consecuencia de ser parte de una sociedad obsesionada con “el qué dirán”, en este caso reflejado a través de las puntuaciones/calificaciones que reciben del resto de las personas, siempre a través de una App (aplicación) que resulta ser una red social similar a Instagram o Facebook con un complemento del estilo de Trip Advisor por las calificaciones constantes de quienes comparten la experiencia, es decir, puro mobile marketing. Con esta App, los usuarios detectan automáticamente las puntuaciones personales y, como es un hecho en actualidad, con el dispositivo móvil en mano se pasan el día valorando sus interacciones, sus experiencias.

Más allá de tratarse de una serie de ficción, entendemos es un claro reflejo de la realidad que, por un lado resulta preocupante en lo social y, en lo que respecta al comportamiento de los usuarios, nos deja claro reflejo del uso permanente de los celulares: en cualquier momento y lugar.

Mobile Marketing es parte de nuestras vidas: Burger King

En su campaña para las fiestas de 2016 denominada Whopper Exchange, Burger King nos muestra como dentro de su estrategia de marketing, mobile marketing siempre es parte y cada vez tiene más peso.

Esta acción incentivaba a los usuarios a acercarse a las tiendas de Burger King con algún regalo que hayan recibido pero no deseen tener y lo intercambien por la conocida hamburguesa de la cadena: el Whopper. Dichos regalos eran destinados a donaciones, resultando doblemente positiva la acción: los usuarios recibían una hamburguesa a cambio de hacer una obra de caridad, todos contentos.

La acción no terminaba ahí, siempre mobile, que es parte de nuestras vidas, está presente. Entonces Burger King, promocionaba más beneficios para aquellos usuarios que, además de acercarse a sus tiendas, compartieran a través de sus redes sociales (Twitter y/o Instagram) fotos (sacadas con el celular, claro) los regalos que hayan recibido para las fiestas y quisieran cambiar, agregando el hashtag “#WhopperExchange.

En definitiva, la acción generaba beneficio para todas las partes y un fuerte engagement (vínculo) entre los usuarios y la marca a través de la viralización por esta acción de mobile marketing.

[1] http://www.imdb.com/title/tt2085059/.